101 Juegos de Amstrad
 (1 de 10)

1- TUAREG (1988, Topo Soft)
Empiezo por éste por una razón meramente sentimental: Tuareg fue el primer juego que tuve. Me lo regalaron –pirateado, por supuesto- con la compra de mí magnífico Amstrad CPC 6128. Aunque presenta algunos elementos novedosos, como los comercios con horarios o la necesidad de dormir en posadas para evitar perder vida por pasar la noche en la calle, y unos gráficos muy coloristas (yo en aquella época sólo lo podía intuir gracias al frustrante monitor de fosforo verde), esta aventura se antoja poco variada, especialmente en cuanto a escenarios, vista hoy en día. Ni que decir tiene que en su momento lo fundí hasta acabarlo. Mención aparte merece la magnífica ilustración de Azpiri, que sirvió como portada de la Micromanía número 10 (segunda época), que en el número anterior le había puesto un 9.

1- TUAREG (1988, Topo Soft)
Empiezo por éste por una razón meramente sentimental: Tuareg fue el primer juego que tuve. Me lo regalaron –pirateado, por supuesto- con la compra de mí magnífico Amstrad CPC 6128. Aunque presenta algunos elementos novedosos, como los comercios con horarios o la necesidad de dormir en posadas para evitar perder vida por pasar la noche en la calle, y unos gráficos muy coloristas (yo en aquella época sólo lo podía intuir gracias al frustrante monitor de fosforo verde), esta aventura se antoja poco variada, especialmente en cuanto a escenarios, vista hoy en día. Ni que decir tiene que en su momento lo fundí hasta acabarlo. Mención aparte merece la magnífica ilustración de Azpiri, que sirvió como portada de la Micromanía número 10 (segunda época), que en el número anterior le había puesto un 9.

1- TUAREG (1988, Topo Soft)
Empiezo por éste por una razón meramente sentimental: Tuareg fue el primer juego que tuve. Me lo regalaron –pirateado, por supuesto- con la compra de mí magnífico Amstrad CPC 6128. Aunque presenta algunos elementos novedosos, como los comercios con horarios o la necesidad de dormir en posadas para evitar perder vida por pasar la noche en la calle, y unos gráficos muy coloristas (yo en aquella época sólo lo podía intuir gracias al frustrante monitor de fosforo verde), esta aventura se antoja poco variada, especialmente en cuanto a escenarios, vista hoy en día. Ni que decir tiene que en su momento lo fundí hasta acabarlo. Mención aparte merece la magnífica ilustración de Azpiri, que sirvió como portada de la Micromanía número 10 (segunda época), que en el número anterior le había puesto un 9.

2- BLOODWYCH (1990, Image Works)
Los usuarios de Amstrad no teníamos mucho donde elegir en juegos de rol, así que a los que nos interesaba el género (en mi caso, por culpa de un reportaje en la Micromanía número 19 -segunda época- que me puso los dientes largos) nos abalanzamos sobre este dungeon crawler de los británicos Image Works. Aunque el control del cursor con las teclas no es lo más ágil del mundo, el sistema de hechizos, habilidades e inventario eran lo bastante profundos como para que el juego sirviera como droga de entrada para el rol en videojuego. Cabe destacar que era posible jugar a dos jugadores con la pantalla partida, algo muy infrecuente en este género.

2- BLOODWYCH (1990, Image Works)
Los usuarios de Amstrad no teníamos mucho donde elegir en juegos de rol, así que a los que nos interesaba el género (en mi caso, por culpa de un reportaje en la Micromanía número 19 -segunda época- que me puso los dientes largos) nos abalanzamos sobre este dungeon crawler de los británicos Image Works. Aunque el control del cursor con las teclas no es lo más ágil del mundo, el sistema de hechizos, habilidades e inventario eran lo bastante profundos como para que el juego sirviera como droga de entrada para el rol en videojuego. Cabe destacar que era posible jugar a dos jugadores con la pantalla partida, algo muy infrecuente en este género.

2- BLOODWYCH (1990, Image Works)
Los usuarios de Amstrad no teníamos mucho donde elegir en juegos de rol, así que a los que nos interesaba el género (en mi caso, por culpa de un reportaje en la Micromanía número 19 -segunda época- que me puso los dientes largos) nos abalanzamos sobre este dungeon crawler de los británicos Image Works. Aunque el control del cursor con las teclas no es lo más ágil del mundo, el sistema de hechizos, habilidades e inventario eran lo bastante profundos como para que el juego sirviera como droga de entrada para el rol en videojuego. Cabe destacar que era posible jugar a dos jugadores con la pantalla partida, algo muy infrecuente en este género.

3- BARBARIAN (1987, Palace Software)
Una de esas joyas de la época que aún resultan entretenidas hoy en día. Este juego de lucha, inspirado en el personaje de Conan el Bárbaro, es un alarde técnico: gran cantidad de movimientos increíblemente fluidos, sonido detallado (desde el entrechocar de espadas hasta la patada que el “simpático” bichejo que recoge los cadáveres le pega a la cabeza del infortunado) y música épica para meternos en situación. El hecho de poder decapitar a nuestro enemigo causó controversia en su momento, pero no olvidemos que lo mejor de la vida es “aplastar enemigos, verles destrozados y oír el lamento de sus mujeres”.

3- BARBARIAN (1987, Palace Software)
Una de esas joyas de la época que aún resultan entretenidas hoy en día. Este juego de lucha, inspirado en el personaje de Conan el Bárbaro, es un alarde técnico: gran cantidad de movimientos increíblemente fluidos, sonido detallado (desde el entrechocar de espadas hasta la patada que el “simpático” bichejo que recoge los cadáveres le pega a la cabeza del infortunado) y música épica para meternos en situación. El hecho de poder decapitar a nuestro enemigo causó controversia en su momento, pero no olvidemos que lo mejor de la vida es “aplastar enemigos, verles destrozados y oír el lamento de sus mujeres”.

3- BARBARIAN (1987, Palace Software)
Una de esas joyas de la época que aún resultan entretenidas hoy en día. Este juego de lucha, inspirado en el personaje de Conan el Bárbaro, es un alarde técnico: gran cantidad de movimientos increíblemente fluidos, sonido detallado (desde el entrechocar de espadas hasta la patada que el “simpático” bichejo que recoge los cadáveres le pega a la cabeza del infortunado) y música épica para meternos en situación. El hecho de poder decapitar a nuestro enemigo causó controversia en su momento, pero no olvidemos que lo mejor de la vida es “aplastar enemigos, verles destrozados y oír el lamento de sus mujeres”.

3- BARBARIAN (1987, Palace Software)
Una de esas joyas de la época que aún resultan entretenidas hoy en día. Este juego de lucha, inspirado en el personaje de Conan el Bárbaro, es un alarde técnico: gran cantidad de movimientos increíblemente fluidos, sonido detallado (desde el entrechocar de espadas hasta la patada que el “simpático” bichejo que recoge los cadáveres le pega a la cabeza del infortunado) y música épica para meternos en situación. El hecho de poder decapitar a nuestro enemigo causó controversia en su momento, pero no olvidemos que lo mejor de la vida es “aplastar enemigos, verles destrozados y oír el lamento de sus mujeres”.

4- PROHIBITION (1987, Infogrames)
En este protoFPS nos enfrentábamos a hordas de gánsteres en el Nueva York de la ley seca. Manejamos un punto de mira y tenemos un tiempo limitado para localizar y acabar con el enemigo antes de que nos dispare. Los gráficos, si bien escasos en variedad, son de calidad y la elevada dificultad hace que no dé tiempo a cansarse de un limitado gameplay abocado a hacerse repetitivo. Antes de que Infogrames se transmutase en Atari, a finales de los 80 la compañía francesa hizo varias adaptaciones del cómic franco-belga, entre los que sobresale Norte y Sur, para después dejarnos a todos con la boca abierta y poner los cimientos del survival horror con el mítico Alone in the dark.

4- PROHIBITION (1987, Infogrames)
En este protoFPS nos enfrentábamos a hordas de gánsteres en el Nueva York de la ley seca. Manejamos un punto de mira y tenemos un tiempo limitado para localizar y acabar con el enemigo antes de que nos dispare. Los gráficos, si bien escasos en variedad, son de calidad y la elevada dificultad hace que no dé tiempo a cansarse de un limitado gameplay abocado a hacerse repetitivo. Antes de que Infogrames se transmutase en Atari, a finales de los 80 la compañía francesa hizo varias adaptaciones del cómic franco-belga, entre los que sobresale Norte y Sur, para después dejarnos a todos con la boca abierta y poner los cimientos del survival horror con el mítico Alone in the dark.

4- PROHIBITION (1987, Infogrames)
En este protoFPS nos enfrentábamos a hordas de gánsteres en el Nueva York de la ley seca. Manejamos un punto de mira y tenemos un tiempo limitado para localizar y acabar con el enemigo antes de que nos dispare. Los gráficos, si bien escasos en variedad, son de calidad y la elevada dificultad hace que no dé tiempo a cansarse de un limitado gameplay abocado a hacerse repetitivo. Antes de que Infogrames se transmutase en Atari, a finales de los 80 la compañía francesa hizo varias adaptaciones del cómic franco-belga, entre los que sobresale Norte y Sur, para después dejarnos a todos con la boca abierta y poner los cimientos del survival horror con el mítico Alone in the dark.

4- PROHIBITION (1987, Infogrames)
En este protoFPS nos enfrentábamos a hordas de gánsteres en el Nueva York de la ley seca. Manejamos un punto de mira y tenemos un tiempo limitado para localizar y acabar con el enemigo antes de que nos dispare. Los gráficos, si bien escasos en variedad, son de calidad y la elevada dificultad hace que no dé tiempo a cansarse de un limitado gameplay abocado a hacerse repetitivo. Antes de que Infogrames se transmutase en Atari, a finales de los 80 la compañía francesa hizo varias adaptaciones del cómic franco-belga, entre los que sobresale Norte y Sur, para después dejarnos a todos con la boca abierta y poner los cimientos del survival horror con el mítico Alone in the dark.

4- PROHIBITION (1987, Infogrames)
En este protoFPS nos enfrentábamos a hordas de gánsteres en el Nueva York de la ley seca. Manejamos un punto de mira y tenemos un tiempo limitado para localizar y acabar con el enemigo antes de que nos dispare. Los gráficos, si bien escasos en variedad, son de calidad y la elevada dificultad hace que no dé tiempo a cansarse de un limitado gameplay abocado a hacerse repetitivo. Antes de que Infogrames se transmutase en Atari, a finales de los 80 la compañía francesa hizo varias adaptaciones del cómic franco-belga, entre los que sobresale Norte y Sur, para después dejarnos a todos con la boca abierta y poner los cimientos del survival horror con el mítico Alone in the dark.

5- COMMANDO (1985, Elite Systems)

Este frenético shoot 'em up vertical nos enfrenta, armados con un fusil y un número limitado de granadas, a innumerables enemigos a lo largo de ocho niveles. Mención aparte merece la música, tan pegadiza que después de jugar un rato para realizar las capturas que acompañan este texto, probablemente me tendré que trepanar el cerebro con un punzón de hielo para dejar de tararear la melodía. Es una adaptación de una recreativa de Capcom, y precisamente Elite se especializó en los 80 en hacer ports de recreativas a ordenadores, tales como 1942, Bomb Jack o Ghosts 'n Goblins. También son responsables de llevar a los microordenadores Ikari Warriors, de características muy parecidas a este Commando, pero superior en casi todas las facetas.

5- COMMANDO (1985, Elite Systems)

Este frenético shoot 'em up vertical nos enfrenta, armados con un fusil y un número limitado de granadas, a innumerables enemigos a lo largo de ocho niveles. Mención aparte merece la música, tan pegadiza que después de jugar un rato para realizar las capturas que acompañan este texto, probablemente me tendré que trepanar el cerebro con un punzón de hielo para dejar de tararear la melodía. Es una adaptación de una recreativa de Capcom, y precisamente Elite se especializó en los 80 en hacer ports de recreativas a ordenadores, tales como 1942, Bomb Jack o Ghosts 'n Goblins. También son responsables de llevar a los microordenadores Ikari Warriors, de características muy parecidas a este Commando, pero superior en casi todas las facetas.

5- COMMANDO (1985, Elite Systems)

Este frenético shoot 'em up vertical nos enfrenta, armados con un fusil y un número limitado de granadas, a innumerables enemigos a lo largo de ocho niveles. Mención aparte merece la música, tan pegadiza que después de jugar un rato para realizar las capturas que acompañan este texto, probablemente me tendré que trepanar el cerebro con un punzón de hielo para dejar de tararear la melodía. Es una adaptación de una recreativa de Capcom, y precisamente Elite se especializó en los 80 en hacer ports de recreativas a ordenadores, tales como 1942, Bomb Jack o Ghosts 'n Goblins. También son responsables de llevar a los microordenadores Ikari Warriors, de características muy parecidas a este Commando, pero superior en casi todas las facetas.

5- COMMANDO (1985, Elite Systems)

Este frenético shoot 'em up vertical nos enfrenta, armados con un fusil y un número limitado de granadas, a innumerables enemigos a lo largo de ocho niveles. Mención aparte merece la música, tan pegadiza que después de jugar un rato para realizar las capturas que acompañan este texto, probablemente me tendré que trepanar el cerebro con un punzón de hielo para dejar de tararear la melodía. Es una adaptación de una recreativa de Capcom, y precisamente Elite se especializó en los 80 en hacer ports de recreativas a ordenadores, tales como 1942, Bomb Jack o Ghosts 'n Goblins. También son responsables de llevar a los microordenadores Ikari Warriors, de características muy parecidas a este Commando, pero superior en casi todas las facetas.

6- MOVIE (1986, Imagine)

Otra ración de gánsteres. Pero esta vez a través de una video aventura en perspectiva isométrica, al estilo de mitos como Knight Lore y Head over Heels, que en el futuro tendrán su espacio en esta serie sobre juegos de Amstrad. En este caso, encarnamos a un detective que tiene que hacerse con una cinta comprometedora para un jefe mafioso. Para ello podremos recoger y usar objetos, combatir –ya sea a puñetazo limpio o usando la pistola-, y hablar. Jugado hoy en día, el juego se hace bastante difícil, pero aún sigue sorprendiendo por su gran ambientación lograda a partir de elementos muy simples.

6- MOVIE (1986, Imagine)

Otra ración de gánsteres. Pero esta vez a través de una video aventura en perspectiva isométrica, al estilo de mitos como Knight Lore y Head over Heels, que en el futuro tendrán su espacio en esta serie sobre juegos de Amstrad. En este caso, encarnamos a un detective que tiene que hacerse con una cinta comprometedora para un jefe mafioso. Para ello podremos recoger y usar objetos, combatir –ya sea a puñetazo limpio o usando la pistola-, y hablar. Jugado hoy en día, el juego se hace bastante difícil, pero aún sigue sorprendiendo por su gran ambientación lograda a partir de elementos muy simples.

6- MOVIE (1986, Imagine)

Otra ración de gánsteres. Pero esta vez a través de una video aventura en perspectiva isométrica, al estilo de mitos como Knight Lore y Head over Heels, que en el futuro tendrán su espacio en esta serie sobre juegos de Amstrad. En este caso, encarnamos a un detective que tiene que hacerse con una cinta comprometedora para un jefe mafioso. Para ello podremos recoger y usar objetos, combatir –ya sea a puñetazo limpio o usando la pistola-, y hablar. Jugado hoy en día, el juego se hace bastante difícil, pero aún sigue sorprendiendo por su gran ambientación lograda a partir de elementos muy simples.

6- MOVIE (1986, Imagine)

Otra ración de gánsteres. Pero esta vez a través de una video aventura en perspectiva isométrica, al estilo de mitos como Knight Lore y Head over Heels, que en el futuro tendrán su espacio en esta serie sobre juegos de Amstrad. En este caso, encarnamos a un detective que tiene que hacerse con una cinta comprometedora para un jefe mafioso. Para ello podremos recoger y usar objetos, combatir –ya sea a puñetazo limpio o usando la pistola-, y hablar. Jugado hoy en día, el juego se hace bastante difícil, pero aún sigue sorprendiendo por su gran ambientación lograda a partir de elementos muy simples.

7- PETER SHILTON'S HANDBALL MARADONA! (1986, Grandslam Entertainment)

El “simulador de portero” de Grandslam es discreto por ser generosos. Encarnas al guardameta y tendrás que atajar los tiros del equipo contrario. Aunque los movimientos y la variedad de tiros hace que realizar las paradas en sí sea bastante entretenido, el juego se ve lastrado por una completa falta de propósito: da igual el resultado de los partidos, porque no hay ninguna progresión del equipo en ninguna competición. Hay un modo en el que subes de nivel enfrentándote a tiros cada vez más difíciles, pero nada más. El título hace referencia al primer gol del Pelusa con la mano en los cuartos de final del Mundial de México de 1986. Curiosamente, los británicos no hicieron ningún videojuego sobre el segundo gol. Aunque nuestro portero inglés favorito siempre será Seaman.

7-PETER SHILTON'S HANDBALL MARADONA! (1986, Grandslam Entertainment)

El “simulador de portero” de Grandslam es discreto por ser generosos. Encarnas al guardameta y tendrás que atajar los tiros del equipo contrario. Aunque los movimientos y la variedad de tiros hace que realizar las paradas en sí sea bastante entretenido, el juego se ve lastrado por una completa falta de propósito: da igual el resultado de los partidos, porque no hay ninguna progresión del equipo en ninguna competición. Hay un modo en el que subes de nivel enfrentándote a tiros cada vez más difíciles, pero nada más. El título hace referencia al primer gol del Pelusa con la mano en los cuartos de final del Mundial de México de 1986. Curiosamente, los británicos no hicieron ningún videojuego sobre el segundo gol. Aunque nuestro portero inglés favorito siempre será Seaman.

7- PETER SHILTON'S HANDBALL MARADONA! (1986, Grandslam Entertainment)

El “simulador de portero” de Grandslam es discreto por ser generosos. Encarnas al guardameta y tendrás que atajar los tiros del equipo contrario. Aunque los movimientos y la variedad de tiros hace que realizar las paradas en sí sea bastante entretenido, el juego se ve lastrado por una completa falta de propósito: da igual el resultado de los partidos, porque no hay ninguna progresión del equipo en ninguna competición. Hay un modo en el que subes de nivel enfrentándote a tiros cada vez más difíciles, pero nada más. El título hace referencia al primer gol del Pelusa con la mano en los cuartos de final del Mundial de México de 1986. Curiosamente, los británicos no hicieron ningún videojuego sobre el segundo gol. Aunque nuestro portero inglés favorito siempre será Seaman.

8- PLATOON (1987, Ocean)

El gigante Ocean se hizo un nombre como adaptador de licencias cinematográficas, con pequeñas obras maestras como Robocop, Batman: the Movie o Los Intocables. Este Platoon nunca se menciona entre los mejores de aquella hornada, pero es una adaptación más que digna de la película de Oliver Stone. Intentaremos salir vivos de Vietnam a lo largo de cuatro fases con una jugabilidad bastante diferenciada entre ellas. Primero buscaremos la aldea y la entrada a los túneles a través del laberinto de la selva, luego avanzaremos a través de los túneles con enemigos acechando en cada esquina, la tercera fase consiste en resistir una noche entera en un bunker rodeado de charlies, y finalmente tendremos que encontrar la salida de la selva en un tiempo muy limitado y acosados por enemigos.

8- PLATOON (1987, Ocean)

El gigante Ocean se hizo un nombre como adaptador de licencias cinematográficas, con pequeñas obras maestras como Robocop, Batman: the Movie o Los Intocables. Este Platoon nunca se menciona entre los mejores de aquella hornada, pero es una adaptación más que digna de la película de Oliver Stone. Intentaremos salir vivos de Vietnam a lo largo de cuatro fases con una jugabilidad bastante diferenciada entre ellas. Primero buscaremos la aldea y la entrada a los túneles a través del laberinto de la selva, luego avanzaremos a través de los túneles con enemigos acechando en cada esquina, la tercera fase consiste en resistir una noche entera en un bunker rodeado de charlies, y finalmente tendremos que encontrar la salida de la selva en un tiempo muy limitado y acosados por enemigos.

8- PLATOON (1987, Ocean)

El gigante Ocean se hizo un nombre como adaptador de licencias cinematográficas, con pequeñas obras maestras como Robocop, Batman: the Movie o Los Intocables. Este Platoon nunca se menciona entre los mejores de aquella hornada, pero es una adaptación más que digna de la película de Oliver Stone. Intentaremos salir vivos de Vietnam a lo largo de cuatro fases con una jugabilidad bastante diferenciada entre ellas. Primero buscaremos la aldea y la entrada a los túneles a través del laberinto de la selva, luego avanzaremos a través de los túneles con enemigos acechando en cada esquina, la tercera fase consiste en resistir una noche entera en un bunker rodeado de charlies, y finalmente tendremos que encontrar la salida de la selva en un tiempo muy limitado y acosados por enemigos.

8- PLATOON (1987, Ocean)

El gigante Ocean se hizo un nombre como adaptador de licencias cinematográficas, con pequeñas obras maestras como Robocop, Batman: the Movie o Los Intocables. Este Platoon nunca se menciona entre los mejores de aquella hornada, pero es una adaptación más que digna de la película de Oliver Stone. Intentaremos salir vivos de Vietnam a lo largo de cuatro fases con una jugabilidad bastante diferenciada entre ellas. Primero buscaremos la aldea y la entrada a los túneles a través del laberinto de la selva, luego avanzaremos a través de los túneles con enemigos acechando en cada esquina, la tercera fase consiste en resistir una noche entera en un bunker rodeado de charlies, y finalmente tendremos que encontrar la salida de la selva en un tiempo muy limitado y acosados por enemigos.

9- SUPER CARS (1990, Gremlin Graphics)

En este juego de carreras con vista cenital competimos a lo largo de cuatro niveles de dificultad, con nueve circuitos cada uno, y en cada carrera tendremos que quedar entre los tres primeros para poder avanzar al siguiente nivel. Cabe destacar las variadas posibilidades de personalización del coche en cada carrera –con mejoras como misiles, turbos, aumento de velocidad punta, mejoras en los giros, etc- y la adquisición de nuevos vehículos, que realmente marcan la diferencia, con las ganancias que iremos acumulando. Ya en la pista, algunos diseños de circuitos son realmente divertidos, y en la conducción se hace hincapié en controlar los derrapes.

9- SUPER CARS (1990, Gremlin Graphics)

En este juego de carreras con vista cenital competimos a lo largo de cuatro niveles de dificultad, con nueve circuitos cada uno, y en cada carrera tendremos que quedar entre los tres primeros para poder avanzar al siguiente nivel. Cabe destacar las variadas posibilidades de personalización del coche en cada carrera –con mejoras como misiles, turbos, aumento de velocidad punta, mejoras en los giros, etc- y la adquisición de nuevos vehículos, que realmente marcan la diferencia, con las ganancias que iremos acumulando. Ya en la pista, algunos diseños de circuitos son realmente divertidos, y en la conducción se hace hincapié en controlar los derrapes.

9- SUPER CARS (1990, Gremlin Graphics)

En este juego de carreras con vista cenital competimos a lo largo de cuatro niveles de dificultad, con nueve circuitos cada uno, y en cada carrera tendremos que quedar entre los tres primeros para poder avanzar al siguiente nivel. Cabe destacar las variadas posibilidades de personalización del coche en cada carrera –con mejoras como misiles, turbos, aumento de velocidad punta, mejoras en los giros, etc- y la adquisición de nuevos vehículos, que realmente marcan la diferencia, con las ganancias que iremos acumulando. Ya en la pista, algunos diseños de circuitos son realmente divertidos, y en la conducción se hace hincapié en controlar los derrapes.

9- SUPER CARS (1990, Gremlin Graphics)

En este juego de carreras con vista cenital competimos a lo largo de cuatro niveles de dificultad, con nueve circuitos cada uno, y en cada carrera tendremos que quedar entre los tres primeros para poder avanzar al siguiente nivel. Cabe destacar las variadas posibilidades de personalización del coche en cada carrera –con mejoras como misiles, turbos, aumento de velocidad punta, mejoras en los giros, etc- y la adquisición de nuevos vehículos, que realmente marcan la diferencia, con las ganancias que iremos acumulando. Ya en la pista, algunos diseños de circuitos son realmente divertidos, y en la conducción se hace hincapié en controlar los derrapes.

10- SID MEIER'S PIRATES! (1987, MicroProse)

Si empezaba por Tuareg porque fue mi primer juego, acabo con esta joya porque fue el primero que me hizo darme cuenta que los videojuegos podían ser “algo más”. Un mundo abierto donde no había un camino marcado, si no que te lanzabas a un Caribe fiel históricamente para forjarte tu carrera como terror de los mares. Asalta barcos, comercia, obtén títulos nobiliarios, ataca ciudades, enfréntate a motines, desentierra tesoros, busca a tu familia perdida, cásate con la hija de un gobernador… Muy pocos juegos actuales te dan semejante grado de “verdadera” libertad, en el que además tus acciones tienen un reflejo en el mundo; de hecho, a bote pronto sólo se me ocurre el EVE Online. Pirates! fue el primer juego de MicroProse que incorporó el nombre de Sid Meier al título. Dice la leyenda que el cofundador de la compañía, Bill Stealey, estaba preocupado porque se alejaba de lo que habían hecho hasta el momento –simuladores militares- y su público tradicional podía pasarlo por alto. Coincidió en una cena con Robin Williams, gran aficionado a los videojuegos, y fue el actor el que le sugirió poner el nombre del Meier en el título, para sacar provecho de la reputación del diseñador.

10- SID MEIER'S PIRATES! (1987, MicroProse)

Si empezaba por Tuareg porque fue mi primer juego, acabo con esta joya porque fue el primero que me hizo darme cuenta que los videojuegos podían ser “algo más”. Un mundo abierto donde no había un camino marcado, si no que te lanzabas a un Caribe fiel históricamente para forjarte tu carrera como terror de los mares. Asalta barcos, comercia, obtén títulos nobiliarios, ataca ciudades, enfréntate a motines, desentierra tesoros, busca a tu familia perdida, cásate con la hija de un gobernador… Muy pocos juegos actuales te dan semejante grado de “verdadera” libertad, en el que además tus acciones tienen un reflejo en el mundo; de hecho, a bote pronto sólo se me ocurre el EVE Online. Pirates! fue el primer juego de MicroProse que incorporó el nombre de Sid Meier al título. Dice la leyenda que el cofundador de la compañía, Bill Stealey, estaba preocupado porque se alejaba de lo que habían hecho hasta el momento –simuladores militares- y su público tradicional podía pasarlo por alto. Coincidió en una cena con Robin Williams, gran aficionado a los videojuegos, y fue el actor el que le sugirió poner el nombre del Meier en el título, para sacar provecho de la reputación del diseñador.

10- SID MEIER'S PIRATES! (1987, MicroProse)

Si empezaba por Tuareg porque fue mi primer juego, acabo con esta joya porque fue el primero que me hizo darme cuenta que los videojuegos podían ser “algo más”. Un mundo abierto donde no había un camino marcado, si no que te lanzabas a un Caribe fiel históricamente para forjarte tu carrera como terror de los mares. Asalta barcos, comercia, obtén títulos nobiliarios, ataca ciudades, enfréntate a motines, desentierra tesoros, busca a tu familia perdida, cásate con la hija de un gobernador… Muy pocos juegos actuales te dan semejante grado de “verdadera” libertad, en el que además tus acciones tienen un reflejo en el mundo; de hecho, a bote pronto sólo se me ocurre el EVE Online. Pirates! fue el primer juego de MicroProse que incorporó el nombre de Sid Meier al título. Dice la leyenda que el cofundador de la compañía, Bill Stealey, estaba preocupado porque se alejaba de lo que habían hecho hasta el momento –simuladores militares- y su público tradicional podía pasarlo por alto. Coincidió en una cena con Robin Williams, gran aficionado a los videojuegos, y fue el actor el que le sugirió poner el nombre del Meier en el título, para sacar provecho de la reputación del diseñador.

10- SID MEIER'S PIRATES! (1987, MicroProse)

Si empezaba por Tuareg porque fue mi primer juego, acabo con esta joya porque fue el primero que me hizo darme cuenta que los videojuegos podían ser “algo más”. Un mundo abierto donde no había un camino marcado, si no que te lanzabas a un Caribe fiel históricamente para forjarte tu carrera como terror de los mares. Asalta barcos, comercia, obtén títulos nobiliarios, ataca ciudades, enfréntate a motines, desentierra tesoros, busca a tu familia perdida, cásate con la hija de un gobernador… Muy pocos juegos actuales te dan semejante grado de “verdadera” libertad, en el que además tus acciones tienen un reflejo en el mundo; de hecho, a bote pronto sólo se me ocurre el EVE Online. Pirates! fue el primer juego de MicroProse que incorporó el nombre de Sid Meier al título. Dice la leyenda que el cofundador de la compañía, Bill Stealey, estaba preocupado porque se alejaba de lo que habían hecho hasta el momento –simuladores militares- y su público tradicional podía pasarlo por alto. Coincidió en una cena con Robin Williams, gran aficionado a los videojuegos, y fue el actor el que le sugirió poner el nombre del Meier en el título, para sacar provecho de la reputación del diseñador.

10- SID MEIER'S PIRATES! (1987, MicroProse)

Si empezaba por Tuareg porque fue mi primer juego, acabo con esta joya porque fue el primero que me hizo darme cuenta que los videojuegos podían ser “algo más”. Un mundo abierto donde no había un camino marcado, si no que te lanzabas a un Caribe fiel históricamente para forjarte tu carrera como terror de los mares. Asalta barcos, comercia, obtén títulos nobiliarios, ataca ciudades, enfréntate a motines, desentierra tesoros, busca a tu familia perdida, cásate con la hija de un gobernador… Muy pocos juegos actuales te dan semejante grado de “verdadera” libertad, en el que además tus acciones tienen un reflejo en el mundo; de hecho, a bote pronto sólo se me ocurre el EVE Online. Pirates! fue el primer juego de MicroProse que incorporó el nombre de Sid Meier al título. Dice la leyenda que el cofundador de la compañía, Bill Stealey, estaba preocupado porque se alejaba de lo que habían hecho hasta el momento –simuladores militares- y su público tradicional podía pasarlo por alto. Coincidió en una cena con Robin Williams, gran aficionado a los videojuegos, y fue el actor el que le sugirió poner el nombre del Meier en el título, para sacar provecho de la reputación del diseñador.

10- SID MEIER'S PIRATES! (1987, MicroProse)

Si empezaba por Tuareg porque fue mi primer juego, acabo con esta joya porque fue el primero que me hizo darme cuenta que los videojuegos podían ser “algo más”. Un mundo abierto donde no había un camino marcado, si no que te lanzabas a un Caribe fiel históricamente para forjarte tu carrera como terror de los mares. Asalta barcos, comercia, obtén títulos nobiliarios, ataca ciudades, enfréntate a motines, desentierra tesoros, busca a tu familia perdida, cásate con la hija de un gobernador… Muy pocos juegos actuales te dan semejante grado de “verdadera” libertad, en el que además tus acciones tienen un reflejo en el mundo; de hecho, a bote pronto sólo se me ocurre el EVE Online. Pirates! fue el primer juego de MicroProse que incorporó el nombre de Sid Meier al título. Dice la leyenda que el cofundador de la compañía, Bill Stealey, estaba preocupado porque se alejaba de lo que habían hecho hasta el momento –simuladores militares- y su público tradicional podía pasarlo por alto. Coincidió en una cena con Robin Williams, gran aficionado a los videojuegos, y fue el actor el que le sugirió poner el nombre del Meier en el título, para sacar provecho de la reputación del diseñador.

10- SID MEIER'S PIRATES! (1987, MicroProse)

Si empezaba por Tuareg porque fue mi primer juego, acabo con esta joya porque fue el primero que me hizo darme cuenta que los videojuegos podían ser “algo más”. Un mundo abierto donde no había un camino marcado, si no que te lanzabas a un Caribe fiel históricamente para forjarte tu carrera como terror de los mares. Asalta barcos, comercia, obtén títulos nobiliarios, ataca ciudades, enfréntate a motines, desentierra tesoros, busca a tu familia perdida, cásate con la hija de un gobernador… Muy pocos juegos actuales te dan semejante grado de “verdadera” libertad, en el que además tus acciones tienen un reflejo en el mundo; de hecho, a bote pronto sólo se me ocurre el EVE Online. Pirates! fue el primer juego de MicroProse que incorporó el nombre de Sid Meier al título. Dice la leyenda que el cofundador de la compañía, Bill Stealey, estaba preocupado porque se alejaba de lo que habían hecho hasta el momento –simuladores militares- y su público tradicional podía pasarlo por alto. Coincidió en una cena con Robin Williams, gran aficionado a los videojuegos, y fue el actor el que le sugirió poner el nombre del Meier en el título, para sacar provecho de la reputación del diseñador.

10- SID MEIER'S PIRATES! (1987, MicroProse)

Si empezaba por Tuareg porque fue mi primer juego, acabo con esta joya porque fue el primero que me hizo darme cuenta que los videojuegos podían ser “algo más”. Un mundo abierto donde no había un camino marcado, si no que te lanzabas a un Caribe fiel históricamente para forjarte tu carrera como terror de los mares. Asalta barcos, comercia, obtén títulos nobiliarios, ataca ciudades, enfréntate a motines, desentierra tesoros, busca a tu familia perdida, cásate con la hija de un gobernador… Muy pocos juegos actuales te dan semejante grado de “verdadera” libertad, en el que además tus acciones tienen un reflejo en el mundo; de hecho, a bote pronto sólo se me ocurre el EVE Online. Pirates! fue el primer juego de MicroProse que incorporó el nombre de Sid Meier al título. Dice la leyenda que el cofundador de la compañía, Bill Stealey, estaba preocupado porque se alejaba de lo que habían hecho hasta el momento –simuladores militares- y su público tradicional podía pasarlo por alto. Coincidió en una cena con Robin Williams, gran aficionado a los videojuegos, y fue el actor el que le sugirió poner el nombre del Meier en el título, para sacar provecho de la reputación del diseñador.

10- SID MEIER'S PIRATES! (1987, MicroProse)

Si empezaba por Tuareg porque fue mi primer juego, acabo con esta joya porque fue el primero que me hizo darme cuenta que los videojuegos podían ser “algo más”. Un mundo abierto donde no había un camino marcado, si no que te lanzabas a un Caribe fiel históricamente para forjarte tu carrera como terror de los mares. Asalta barcos, comercia, obtén títulos nobiliarios, ataca ciudades, enfréntate a motines, desentierra tesoros, busca a tu familia perdida, cásate con la hija de un gobernador… Muy pocos juegos actuales te dan semejante grado de “verdadera” libertad, en el que además tus acciones tienen un reflejo en el mundo; de hecho, a bote pronto sólo se me ocurre el EVE Online. Pirates! fue el primer juego de MicroProse que incorporó el nombre de Sid Meier al título. Dice la leyenda que el cofundador de la compañía, Bill Stealey, estaba preocupado porque se alejaba de lo que habían hecho hasta el momento –simuladores militares- y su público tradicional podía pasarlo por alto. Coincidió en una cena con Robin Williams, gran aficionado a los videojuegos, y fue el actor el que le sugirió poner el nombre del Meier en el título, para sacar provecho de la reputación del diseñador.

10- SID MEIER'S PIRATES! (1987, MicroProse)

Si empezaba por Tuareg porque fue mi primer juego, acabo con esta joya porque fue el primero que me hizo darme cuenta que los videojuegos podían ser “algo más”. Un mundo abierto donde no había un camino marcado, si no que te lanzabas a un Caribe fiel históricamente para forjarte tu carrera como terror de los mares. Asalta barcos, comercia, obtén títulos nobiliarios, ataca ciudades, enfréntate a motines, desentierra tesoros, busca a tu familia perdida, cásate con la hija de un gobernador… Muy pocos juegos actuales te dan semejante grado de “verdadera” libertad, en el que además tus acciones tienen un reflejo en el mundo; de hecho, a bote pronto sólo se me ocurre el EVE Online. Pirates! fue el primer juego de MicroProse que incorporó el nombre de Sid Meier al título. Dice la leyenda que el cofundador de la compañía, Bill Stealey, estaba preocupado porque se alejaba de lo que habían hecho hasta el momento –simuladores militares- y su público tradicional podía pasarlo por alto. Coincidió en una cena con Robin Williams, gran aficionado a los videojuegos, y fue el actor el que le sugirió poner el nombre del Meier en el título, para sacar provecho de la reputación del diseñador.

Arrow
Arrow
Slider

Segunda parte de esta serie

Esta es la primera de diez entradas en las que reseñaré 101 juegos para Amstrad. Esta lista no está ordenada por preferencia. De hecho, ni siquiera pretende ser una recopilación de los mejores juegos de Amstrad. Son títulos que en su momento jugué en el primer ordenador que tuve y que he querido incluir aquí por las más variadas razones: porque eran muy buenos (o muy malos), aportaron algo al diseño de videojuegos, supusieron un hito en un género determinado, tienen un significado sentimental para mí, eran una marcianada impublicable hoy en día… En resumen, esto es un cajón desastre donde cabe de todo y probablemente se queden fuera vacas sagradas, vayan por delante mis disculpas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *